CONSULTA GRATUITA.

Balance provisional 2018: 1.180 fallecidos, 18 menos que el año anterior.

 

Se confirma la tendencia de que en los últimos años aumentan los usuarios vulnerables fallecidos.

Tras un verano trágico, con 31 muertos más que en el mismo período del año anterior, en los últimos cuatro meses de 2018 la mortalidad se ha reducido un 9,5%. El año 2018 registra, con cifras todavía provisionales y en carreteras interurbanas, 1.180 fallecidos (18 menos que el año anterior).

El año 2018 registró –con cifras provisionales a 24 horas y en carreteras interurbanas–, 1.072 accidentes mortales, 1.180 fallecidos y 4.515 heridos que tuvieron que ser hospitalizados. Esto supone un descenso en el número de fallecidos y heridos graves del –1,5% y –7,6% respectivamente. Y un aumento del 0,7% en el número de accidentes mortales.

La siniestralidad ha tenido un comportamiento irregular. Los meses de verano fueron especialmente trágicos. Durante julio y agosto perdieron la vida en las carreteras 256 personas (31 más que el verano anterior). Sin embargo, en los cuatro últimos meses del año, la cifra de fallecidos descendió un 9,5%. Y todo esto a pesar de que han aumentado los desplazamientos (un 2% más), el número de conductores (un 1%) y de vehículos (un 3%).

Mayores de 65 años

La mortalidad de los llamados usuarios vulnerables (aquellos que viajan en ciclomotor, en moto, en bicicleta o a pie) crece. En 2011 estas víctimas representaban el 30% del total de fallecidos, mientras que este año han pasado a representar el 35%. Las carreteras convencionales siguen siendo las más peligrosas (74% de los fallecidos). Aunque llama la atención que el 20% de los atropellos mortales se produjera en vías rápidas. Además la franja de edad con mayor registro de víctimas mortales es ya la de los mayores de 65 años.

Fuente: DGT

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
× ¿Cómo puedo ayudarte?